Productores de Chiapas piden ingreso de labriegos guatemaltecos

Oscar A. Galeana Sánchez

Los caficultores aseguraron que el 80% de la recolección en fincas la llevan a cabo los trabajadores chapines, por ende los requieren para evitar pérdidas en la actual cosecha.

Productores de café de la entidad han solicitado al Instituto Nacional de Migración (INM), que agilicen los trámites para el ingreso de los trabajadores agrícolas provenientes de Guatemala, que son esenciales en la recolección del grano en las fincas de la zona y así evitar pérdidas por frutos echados a perder en la misma planta al no ser cortado en tiempo y forma.

Sobre el caso, el propietario de finca Argovia, Bruno Giesemann, comentó con medios locales la necesidad de dar celeridad al ingreso de los trabajadores chapines, ya que aseguró el 80 por ciento de la recolección en las plantaciones de la región la llevan a cabo ellos: “La inquietud es que se agilicen los trámites migratorios (a los trabajadores guatemaltecos) para que se levante la cosecha en tiempo y forma y no haya contratiempos”, indicó

Cada año, un importante número de labriegos provenientes del vecino país al sur cruzan la frontera en épocas de cosecha del aromático, ya que además de significar una buena fuente de ingresos para ellos, permiten recolectar los granos con mayor celeridad, en especial aquellos que son considerados de calidad suprema, pero al mismo tiempo, también participan en la cosecha de otros productos agrícolas mexicanos que entran en la etapa de recaudación.

Giesemann aseguró que este año la cantidad de trabajadores agrícolas provenientes del país centroamericano es baja, en buena medida por la ausencia de un documento o carnet que les permita el ingreso a México para esta actividad en específico, por lo que esperan que el INM pronto resuelva este contratiempo, ya que en la zona del Soconusco y centro de la entidad ya se está en plena tapisca de café y, lamentablemente, a los mexicanos no les agrada llevar a cabo esta actividad, por lo que la participación de los trabajadores guatemaltecos es esencial y añadió que su ingreso debe ser además de pronta, de manera segura y legal para que tengan todas las garantías que la ley les otorga por su participación en las fincas cafetaleras.

“Entendemos el tema de la pandemia y la dificultad, pero es cosa de coordinarse de manera correcta con las autoridades para que fluya de manera rápida y sencilla el ingreso de los trabajadores agrícolas guatemaltecos”, abundó Giesemann, quien explicó que inspectores del Instituto Nacional de Migración acuden a las fincas de la región a hacer revisiones de rutina con el fin que toda la tapisca se celebre de manera legal.

Cabe mencionar que buena parte de la producción del café del Soconusco es demandado en Europa y en estas fechas se llevan a cabo la mayoría de sus transacciones, por tanto los caficultores locales esperan pronto se resuelva el ingreso de los labriegos guatemaltecos por el Instituto Nacional de Migración.