Cafeticultores de Guerrero sobreviven en crisis por la pandemia

El Mundo del Café Revista

La pandemia del Covid-19, no sólo ha afectado la economía de la industria turística de Guerrero, sino también a más de 20 mil productores de café que han perdido grandes cantidades de este grano desde el 2020 a la fecha.

Foto y con información de Enrique Hernández | El Sol de Acapulco

De acuerdo a cifras, la producción de café desde el 2010 en Guerrero, era superior a las 38 mil 200 toneladas, pero debido a problemas como plagas y ahora con la pandemia del Covid-19, la cantidad ha disminuido a menos de 25 toneladas de grano

Está drástica caída en la producción de café durante los últimos años, está afectando a poco más de unas 22 mil familias que tienen su sustento económico de la producción y cosecha de este producto.

Sabás Arturo Espinobarros, integrante de la Asociación Civil del Sistema Productor de Café en la Costa Grande, señaló que los cafeticultores viven en total agonía en estos momentos de pandemia, porque se ha disminuido la producción debido a que muchos productores no están trabajando en un 100 por ciento sus tierras.

Informó que los municipios de la Costa Grande como Atoyac, cada productor tiene entre tres o cuatro hectáreas de tierra para la siembra del café, esto coloca a esta región del estado como la de mayor producción en la entidad.

En tanto en la región de la montaña y la Costa Chica, los productores cuentan con una o dos hectáreas para trabajar, por lo que la producción del grano es menor a la que se produce en la Costa Grande cada año.

Recordó que la mejor producción de café en Guerrero se tenía en el año 2000 donde se registraron 69 toneladas de grano un 55 por ciento más a lo logrado en el 2010.

«No sólo tenemos problemas en la producción en estos momentos, sino también en la comercialización tanto en el mercado nacional como internacional por los cierres de las fronteras a consecuencia de la pandemia», señaló Arturo Espinobarros.

Manifestó que en este momento de las escasas 25 mil toneladas producidas de café en Guerrero, menos del 50 por ciento de comercializa a nivel internacional por los cierres de las fronteras por la pandemia del Covid-19, mientras que el resto se vende en el mercado nacional.