El futuro del mercado de café en México está en la agricultura sostenible

El Mundo del Café Revista

En el marco del Día Internacional del Café, Yara, la compañía líder de nutrición de cultivos y una de las 50 empresas que está cambiando al mundo, realizó el conversatorio “La Hora del Café” con actores clave del sector, quienes destacaron la importancia de este grano en el país, desde su producción hasta su comercialización, y coincidieron en que el futuro de este cultivo deberá basarse en la sustentabilidad.

El cultivo de este grano es un eslabón esencial para el desarrollo económico de México ya que la producción de café emplea a más de 500 mil productores de 15 entidades federativas y 480 municipios.

Además, contribuye a la subsistencia de pequeños productores y de alrededor de 30 grupos indígenas, mientras que provee beneficios ambientales y apoya a conservar la diversidad, por lo cual, fomentar su producción sostenible, brinda ventajas a la economía del país y abona a la subsistencia de la flora y fauna en el campo nacional.

“Necesitamos convertirnos en una misma fuerza que mejore el mercado del café en México. El reto del sector cafetalero se encuentra en garantizar el ingreso próspero de las familias productoras, las cuales tienen derecho a superar su calidad de vida. Hemos desarrollado una teoría del cambio entre el sector público-privado que busca eficientizar los ingresos, mejorar la transparencia en los procesos del mercado y obtener abastos del cultivo con prácticas más sostenibles”, mencionó el Ing. Santiago Argüello, Director General del Fomento a la Agricultura de SADER.

Los expertos coincidieron en que, para continuar con resultados favorables en el sector, es importante elevar la calidad de vida los productores del campo.

“Para ayudar a México a posicionarse como productor de café de especialidad, es necesario un acercamiento con las comunidades y abrir espacios educativos accesibles, que brinden mayor conocimiento e información referente a la cadena de producción del café de especialidad. Es necesario que los productores aprendan a conocer y degustar su propio cultivo”, finalizó la catadora Q Grader y jueza, María Teresa Hernández.

Hacia el futuro, de acuerdo con proyecciones de la Planeación Agrícola Nacional, en 2030 se estima un aumento en el consumo nacional de 0.80 a 0.94 millones de toneladas, y que la producción nacional pase de 0.82 a 4.7 millones de toneladas, lo cual representa un crecimiento acumulado de 16.48% y 471.46%, respectivamente.

En este sentido, se observa que la producción de este cultivo es pieza clave en el desarrollo económico del país ya que representa el 0.66% del PIB agrícola nacional y el 1.34% de la producción de bienes agroindustriales. “Con la recuperación económica, seguir dedicándose a producir un café de especialidad en un momento tan adverso es una señal de dedicación y fortaleza del sector en México y en el mundo. El café es un mercado en crecimiento y la agricultura sustentable junto con la colaboración y desarrollo de conocimiento, permitirá fortalecer la resiliencia de la industria cafeticultora nacional”, cerró Joao Moraes.

Para Yara, las claves de sustentabilidad en el desarrollo y potencial de este cultivo es trabajo basado en conocimiento de investigación y desarrollo conectado a las necesidades de los productores, nutrición equilibrada para mejorar una producción eficiente y soluciones agrícolas de bajo impacto ambiental. Lo anterior ligado a capacitaciones constantes para el productor, quien es el centro de la cadena de valor de la agricultura mexicana.