Jalisco presume sus cafés sustentables de la Sierra Occidental

El Mundo del Café Revista

El noveno productor nacional del país, buscar difundir la calidad y la variedad de sus climas en Talpa de Allende y San Sebastián del Oeste.

Un campesino cosecha cafÈ en la comunidad de La Cuesta, Jalisco. Photo by Heriberto Rodriguez

El Gobierno del estado de Jalisco, a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) ha informado sobre los trabajos que han llevado a cabo para impulsar la cafeticultura sustentable en su entidad, que de acuerdo a números de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural federal (SADER), ocupan el noveno lugar nacional con el 0.4 por ciento del aromático con 4 mil 383 toneladas producidas en 3 mil 461 hectáreas.

La conservación de la biodiversidad obtiene múltiples alcances debido a diversos modelos participativos que involucran a quienes los habitan; con el proyecto Paisaje Biocultural de Jalisco, las autoridades estatales señalan que han fortalecido este esquema que combina la producción, el bienestar social y la reapropiación de la identidad y la conservación de la  naturaleza a través del aprovechamiento ambiental sustentable.

Por ello, al aprovechar el festejo mundial por la bebida milenaria, la segunda más consumida en el planeta sólo detrás del agua, han desarrollado diversos programas para promover el consumo y divulgar la calidad de sus granos obtenidos de la región Sierra Occidental jalisciense, punto focal de su cafeticultura; particularmente los municipios de Talpa de Allende y San Sebastián del Oeste son los que llevan la voz cantante en la producción del café  de la entidad por su ubicación en una zona de gran diversidad biológica, que además les permite prevenirse del fenómeno del cambio climático y aunado a ello, desarrollar proyectos que le combatan para preservar el ecosistema.

En Talpa de Allende, destacan las comunidades de La Cuesta, El Desmoronado y Concepción del Bramador con su oferta de calidad de sus granos, complementadas con las de La Estancia de Landeros y San Sebastián del Oeste; en dichas poblaciones se llevan a cabo actividades que mejoren las prácticas de sus productores afín de incrementar la productividad de la cadena, desde su cosecha, preparación, tueste y empacado con distintas marcas locales de corte familiar, los cuales se comercializan en la región.

“A partir de la importancia de esta actividad económica para la región, la iniciativa de Paisaje Biocultural de Sierra Occidental de Jalisco ha desarrollado diversas actividades para reforzar su permanencia como acompañamiento técnico agroecológico para incentivar buenas prácticas y sensibilizar sobre el impacto del uso de agroquímicos en la salud humana, además se ha fortalecido la organización social y la promoción de marcas locales que cumplen criterios definidos en espacios con las personas que producen café”, afirma la dependencia estatal mediante comunicado.

Cabe recordar que en 2014 se dio inició con la construcción colectiva del Paisaje Biocultural de Sierra Occidental de Jalisco, un territorio de 245 mil hectáreas que integra los municipios de Mascota, Talpa de Allende, San Sebastián del Oeste y Atenguillo; dicho modelo promueve el desarrollo económico con base en la protección y valorización del patrimonio natural y cultural. Respecto al café, dichas prácticas han permitido que la calidad de sus granos se eleve, al grado tal que uno de sus granos oriundos de la entidad, Finca Peña Blanca de Cuatitlan de García Barragán, obtuviera la edición 2018 de Taza de Excelencia México.