Destinos mexicanos del café: donde una taza sabe a gloria

El Mundo del Café Revista

Municipios representativos de la ardua labor de los caficultores por ofertar excelente sabor y calidad, demuestran que los cafés mexicanos están a la altura de cualquiera en el mundo.

México es una nación eminentemente cafetalera; con 14 entidades productoras a gran escala que han posicionado el aromático azteca como el undécimo productor mundial, sus variedades y diversas alturas le han ganado la aprobación mundial. Sin embargo, es verdad que a pesar de que cada día ás jóvenes se suman a la ola de nuevos amantes de la bebida milenaria, todavía nuestro consumo per cápita es bajo, ya que apenas se acerca a los 2 kilos anuales por persona. De ahí que en la pasada celebración al café en el mundo el pasado 1 de octubre, se llevaron a cabo diversas promociones y acciones a favor de su ingesta y una en particular es promocionar las diversas regiones cafetaleras, la cuales cuentan con la infraestructura adecuada para recibir visitantes con lo que se hace la sinergia perfecta entre esta industria con el turismo. A continuación, algunos destinos de los más recomendados por las diversas agencias informativas alrededor del orbe, que reconocen a estos lugares por su calidad de cafés y que este fin de semana podría ser una excelente opción de paseo familiar.

San Cristóbal de las Casas, Chiapas: No sólo por ser un lugar donde convergen perfectamente los contrastes, el pasado que camina por sus calles del ahora; la amplia gama de construcciones coloniales y la presencia de indígenas que montan la vendimia en la plaza central y cercano al atrio de la catedral, muchas veces con cafés que cosecharon en sus patios y el abrazo de las montañas que inundan la vista y los pulmones de aire puro. Pero además, cuenta con una serie de barras de especialidad donde pueden percibir toda la sapiencia y expertise de sus baristas y tostadores, que ofrecen lo mejor de los aromáticos chiapanecos cien por ciento orgánicos, así como de la cercana Centroamérica, para deleite de los más exigentes paladares.

Coatepec, Veracruz: Histórica y tradicional ciudad cafetalera, que se pelea con la vecina Córdoba el privilegio de ser el rostro del café veracruzano. La calidad de sus granos arropada por la cordillera de la Sierra de Cofre de Perote, con climas húmedos y altitud ideales para su siembra, le ha permitido obtener reconocimientos importantes en México y allende las fronteras; para muestra, ha sido frecuente ganador del certamen Taza de Excelencia México. De estructura colonial, pasear por su centro histórico es un agasajo a la vista y lo es más por los múltiples barras que se ubican en prácticamente toda la ciudad, incluidas algunas pequeñas fincas cercanas a la ciudad, ya que las importantes están a escasos 15 minutos del municipio. Además, existe un museo del café local que funciona desde 2003, donde puede aprender sobre la historia del grano en la ciudad. Auténtico deleite para los sentidos.

Sin duda, disfrutará de esta bebida de calidad, pues también hay que recordar que Veracruz es uno de los principales productores de café.

Pluma Hidalgo, Oaxaca: Otro municipio sumamente apreciado por la calidad de sus cafés, que han logrado la denominación de origen para el Café Pluma; con características únicas dentro de las regiones caficultoras de la entidad y cercano al río Copalita, la excepcional biósfera que le rodea le permite ofrecer tazas de sabor único, muy aromático y delicioso, que es muy solicitado por los amantes de la bebida, sobre todo del extranjero. Además, sus productores están comprometidos por impulsar y promover sus aromáticos premium y no dudan en ofrecer sus mejores cosechas en eventos y exposiciones de calidad mundial.

Aunque para ser justos, prácticamente en cualquier barra que visite en toda la República, aún de aquellos estados que no siembran café, seguramente encontrará la mejor calidad y sabor taza a taza, de los aromáticos mexicanos de especialidad. Ese es el mejor homenaje a los productores nacionales: beber mucho más y mejor café.