El café mexicano y su denominación de origen

Miriam Apolinar Sánchez

La Denominación de Origen es un distintivo, otorgado en nuestro país por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), el cual reconoce que un producto es característico de una región y que responde a ciertas características que avalan su calidad.

Esta marca, está ligada a la tradición de los pueblos, que aprovechan las condiciones geográficas y los recursos naturales para crear un producto único.

Además del medio geográfico y factores naturales como clima, suelo, minerales, agua, los productos con Denominación de Origen se deben a un importante trabajo humano. 

En México hay tres estados donde se produce con una calidad única que ha logrado obtener Denominación de Origen, se trata de Veracruz, quien posee el distintivo desde el año 2000, Chiapas, desde 2003. Y recién nombraron a la Denominación de Origen «Pluma» al Gobierno del Estado de Oaxaca. Con esta distinción se beneficia a más de 28 mil cafeticultores de 30 municipios de la región y que el IMPI es un aliado estratégico para impulsar la propiedad industrial en Oaxaca.

Estos cumplen con con las normas oficiales de las autoridades mexicanas que incluye las variedades de grano cultivadas, factores geográficos como la altura, características de lavado y tostado, entre otras, por las que se obtienen cafés sabores inigualables, con una alta acidez y excelentes aromas.

La “Región Pluma” se conforma por los municipios pertenecientes a las regiones Costa y Sierra Sur del estado de Oaxaca: Candelaria Loxicha, Pluma Hidalgo, San Agustín Loxicha, San Baltazar Loxicha, San Bartolomé Loxicha, San Francisco Ozolotepec, San Gabriel Mixtepec, San Juan Lachao, San Juan Ozolotepec, San Mateo Piñas, San Miguel del Puerto, San Miguel Panixtlahuaca, San Pablo Coatlán, San Pedro el Alto, San Pedro Pochutla, Villa de Tututepec de Melchor Ocampo, Santa Catarina Juquila, Santa Catarina Loxicha, Santa María Huatulco, Santa María Ozolotepec, Santa María Temaxcaltepec, Santiago Xanica, Santiago Yaitepec, Santos Reyes Nopala y Tataltepec de Valdés, Putla Villa de Guerrero, San Pedro Mixtepec, San Marcial Ozolotepec, San Sebastián Coatlán y San Jerónimo Coatlán.

Mientras que el café de Chiapas, es una denominación de origen encargada de proteger el café que es verde o también tostado molido, perteneciente a la especie Coffea Arábica de la familia de las rubiáceas.

Y el café de Veracruz, es una denominación de origen encargada de proteger la elaboración de café en el estado de Veracruz, convirtiéndose en el segundo estado productor de la Republica de México.

Algunos beneficios de los productos identificados con denominaciones de origen se dan en el sector económico, ya que brindan mayores oportunidades al sector productivo en México (industria, artesanos, campo, comerciantes, productores), al mismo tiempo que se protege al consumidor.