Habrá déficit mundial de 3.1 millones de sacos de café en ciclo 2021-2022: OIC

Oscar A. Galeana Sánchez

Menores cosechas y poca disponibilidad de contenedores para trasportación marítima, importaciones extraordinarias y aumento de corso de fertilizantes por el conflicto bélico en Ucrania, factores a considerar, advierte el organismo mundial.

LONDRES, ING. (Agencias).- El mercado mundial del café registrará un déficit de 3.1 millones de sacos en la temporada 2021-2022 (octubre-setiembre) debido a una cosecha menor y “fuera de temporada” del principal productor, Brasil, indicó la Organización Internacional del Café (OIC) en su análisis mensual del mercado global, correspondiente a marzo pasado.

El organismo intergubernamental advirtió, sin embargo, que el equilibrio del mercado puede cambiar notablemente debido a una posible desaceleración de la economía mundial, el aumento de los costos de producción y la reducción del consumo y las importaciones debido al conflicto entre Rusia y Ucrania.

La OIC fijó la producción mundial de café en el periodo 2021-2022 en 167.2 millones de sacos de 60 kg, lo que supone un descenso de 2.1 por ciento interanual, y el consumo en 170.3 millones de sacos, con un aumento anual de 3.3 por ciento.

Dijo que las exportaciones mundiales de granos verdes en febrero ascendieron a 9.88 millones de sacos, por debajo de los 10.24 millones de sacos de hace un año. Las exportaciones alcanzaron los 47.18 millones de sacos en los cinco primeros meses del año cafetero, un descenso interanual de 3 por ciento.

Brasil sigue teniendo problemas con la disponibilidad de contenedores para el transporte marítimo, aunque esta situación ha mejorado en las últimas semanas, dijo la OIC.

Otro factor a considerar de acuerdo a la agrupación global, es el alza de los costos en fertilizantes que afectan sobre todo a los pequeños agricultores, al ver amenazados sus medios de subsistencia, a tal punto que consideran medidas desesperadas como el uso de desechos orgánicos para sustituir a los fertilizantes nitrogenados, fosforados y potásicos, aunque una medida de esa naturaleza podría reducir significativamente los rendimientos.

Los precios de los fertilizantes se han disparado en todo el mundo a raíz de los problemas de suministro y de producción, y la invasión de Ucrania por parte de Rusia no ha hecho más que agravar las cosas. Rusia y la vecina Bielorrusia se encuentran entre los principales proveedores mundiales de nutrientes para cultivos. Los precios más altos se suman al peso del aumento de los costos de los materiales agrícolas que están exprimiendo a los agricultores mientras la inflación de los alimentos se dispara a nuevos máximos. Y, dado que los precios del café van a la zaga de los costos de los insumos agrícolas, los pequeños productores de café se han vuelto especialmente vulnerables.

Con tales problemáticas en diversos frentes, preocupa al organismo global que las reservas internacionales del grano no sean suficientes para solventar la demanda en el ciclo 2021-22.