Café no es producto básico, por ello no está en programa de fertilizantes: Leonel Cota Montaño.

Oscar A. Galeana Sánchez

Para el titular de Segalmex, pese a que esta bebida es muy consumida por los mexicanos, no alcanza los niveles del maíz o frijol, de ahí que no forma parte de este esquema de apoyos.

Pese a ser una de las bebidas de mayor consumo en el país, el café no es considerado “producto básico” y por ello, no está incluido en el Programa Nacional de Fertilizantes, como ocurre con el maíz y frijol, señaló Leonel Cota Montaño, director de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), organismo público creado por el Gobierno federal en 2019 descentralizado y adscrito a la Secretaría de Desarrollo Rural (SADER), para diseñar y aplicar estrategias y programas dirigidos a alcanzar la autosuficiencia alimentaria del país.

“No son básicos, el café no es de productos básicos, nosotros estamos en maíz, frijol, arroz, trigo panificable, pero no intervenimos en café, ellos tiene una estructura mucho más exitosa, y cómo no es un producto básico de primera necesidad. Hay mucha gente que lo consume, pero no es en la condición del maíz o frijol”, justificó Cota Montaño.

Cabe recordar que agrupaciones de cafeticultores veracruzanos enviaron una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador, en el que solicitan se integre a los productores de dicha entidad al Programa de Fertilizante y considere, especialmente al café dentro de este apoyo a los productores, amén de recordar que desde el ataque de la roya a sus cultivos en 2013 ha sido una constante lucha contra corriente para mantener los plantíos sanos, lo cual con la crisis de precios bajos del café que se vivió hasta finales de 2021 y la reciente guerra entre Rusia y Ucrania, encarecieron sobremanera el costo de los fertilizantes, con lo que se pone en riesgo la producción del aromático en este ciclo.

Sobre esta petición, Cota Montaño explicó que había una posibilidad de incluir al sector en el programa, pero no es a través de Segalmex, ya que aclaró, el programa inició en 2019 bajo el criterio de beneficiar a comunidades con pocas hectáreas y por ello arrancó con nueve estados, entre ellos Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Puebla, Tlaxcala y Morelos, con una perspectiva de beneficiar 900 mil productores, siendo Guerrero el de mayor avance con 315 mil productores beneficiados con 150 mil toneladas de fertilizante.

“Lo que más interesa es apoyar la siembra para autoconsumo. Porque en el pasado grandes productores acapararon los grandes programas, los grandes recursos, y mucha gente abandonó la tierra. Hoy lo que queremos es que la gente se reinstale en su tierra a partir de estos programas”, sentenció Leonel Cota Montaño.