Cafeticultores con incertidumbre sobre precios del café: CNOC

Oscar A. Galeana Sánchez

La agrupación agrícola demanda mejorar sustancialmente los costos del aromático para el próximo ciclo de cosecha, ante constantes afectaciones como precios bajos y pérdidas por la roya.

La Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC), se muestra incierta ante la panorámica de los precios del aromático que puedan afectarse ante el súbito aumento de fertilizantes y otros insumos como el combustible, por lo cual plantean que para la próxima cosecha deberían recibir no menos de 4 mil pesos por quintal en pergamino, para cubrir los costos de producción del grano.

La agrupación agrícola explicó que tras años de precios bajos del café, pese a que desde finales de 2021 el valor del grano se había elevado, de nueva cuenta a partir de febrero pasado en la Bolsa de Valores de Nueva York va a la baja por el impacto negativo del cierre de los embarques chinos debido al COVID-19, el aumento en los precios de la gasolina y el alza en las tasas de interés de Estados Unidos, entre otros factores.

No obstante la incipiente bonanza, a los cultivadores este beneficio nunca se vio reflejado en sus bolsillos, siendo los intermediarios los verdaderos favorecidos del aumento del importe del café en los mercados internacionales. Po ello, consideran que a partir de la siguiente cosecha –la cual se verá mermada por el impacto del huracán Agatha en los cafetales de Oaxaca y Guerrero principalmente–, se mejore sustancialmente el valor del aromático, para de esa manera iniciar la recuperación de los precios en nuestro país.

A decir de la organización agrícola, en las últimas décadas los más aquejados por los precios bajos que prevalecieron, así como el ataque de la Roya del café,  fueron los micro y pequeños productores en su gran mayoría indígenas; sin embargo mantuvieron la producción a flote a pesar de dichas afectaciones.

Otra práctica que aqueja a los cafeticultores es el dominio de marcas trasnacionales del consumo del aromático en el mercado mexicano, al utilizar granos de menor calidad e incluso “desmanches” en la elaboración de sus productos, pero en años recientes han recurrido a la importación de Robustas a menor precio y rendimiento, a los que además aplican saborizantes, con lo cual el paladar del consumidor queda completamente distorsionado y por ende, no aprecia ni distingue un café de excelente calidad.

Por último, la CNOC señaló que las comercializadoras imponen un diseño de colocación del grano azteca que no beneficia al productor, el cual invierte de más para cumplir con los lineamientos solicitados con tal de vender sus cosechas, por lo que reciben menos del valor real de sus cafés e incluso, por debajo de otros países productores.

“En la cosecha 2021-22 realizaron con total impunidad mayores castigos a los precios pagados a los productores y fue evidente la gran influencia que tienen al no intervenir el gobierno estatal ni federal en favor de los productores afectados” acusó la CNOC, por lo que insisten en que deberán mejorar sustancialmente los precios a favor de los cafeticultores.