OIC tiene nuevo Acuerdo Internacional del Café 2022

El Mundo del Café Revista

LONDRES, ING.- El pasado mes de junio se firmó un nuevo Acuerdo Internacional del Café, iniciativa entre los países miembro de la Organización Internacional del Café (ICO por sus siglas en inglés), mediante el cual se pretende establecer una colaboración internacional para atender y resolver los problemas globales en torno al café, como los precios del aromático y con énfasis en mejorar la calidad de vida de los productores.

Este documento que de manera periódica se signa en la sede de la agrupación en la capital inglesa; el último data de 1989 y con algunas modificaciones en años subsecuentes (como 2007 y 2013), en esencia se mantuvo sin alteraciones importantes hasta ahora; en un hecho inédito en poco más de medio siglo, el nuevo documento recibirá al sector privado mundial para participar en debates claves sobre el futuro del grano, por lo que además de los cafeticultores y representantes gubernamentales que comúnmente acuden a estos espacios, se unirán los principales comerciantes, tostadores y fabricantes de café del mundo, para que en un frente común, los sectores privado y la sociedad civil encuentren juntos las posibles soluciones sobre este fruto.

De acuerdo al organismo internacional, el objetivo primordial del acuerdo es “encontrar nuevas maneras de mejorar las condiciones en un sector que tiene un valor de USD300 miles de millones al año y proporciona un medio de vida en todo el mundo a millones de personas, desde agricultores a baristas”.

En ese sentido, Vanusia Nogueira, directora ejecutiva del ICO, señaló: “Estamos entrando en una nueva era de cooperación con el sector privado gracias al hito que representa el Acuerdo Internacional del Café de 2022”.

Por su parte, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de México (SADER), señaló en un comunicado: “En el Convenio vigente que data de 1989, entonces eliminó los cupos de exportación que tenía cada país, lo que provocó una sobre oferta en los mercados internacionales y, como consecuencia, un desplome en los precios internacionales que benefició a los grandes corporativos en detrimento de los pequeños productores, incluidos los de México. Con este nuevo Convenio Internacional se incluirá a comerciantes, tostadores y cafeticultores quienes participarán en debates y decisiones sobre el futuro del sector junto con 75 países productores, exportadores e importadores del aromático y que representan 98 por ciento de la producción mundial y 67 por ciento del consumo global”.

Asimismo, este compromiso, en opinión de la dependencia gubernamental azteca, también busca “nuevas maneras innovadores de crear las condiciones de igualdad que permitan un verdadero desarrollo territorial rural de las zonas cafetaleras de México y del mundo, para el bienestar de las familias productoras”.

El nuevo Acuerdo obliga al ICO a una acción determinante en el auxilio a los miembros a desarrollar proyectos cafeteros y facilitar recursos para acciones como control de plagas y enfermedades y atención del cambio climático, además de una redefinición sobre el sistema de  votos y contribuciones de los miembros para encarar con mayor solvencia los cambios en la cadena de valor del café en los últimos 30 años.