Pronostican precios bajos del café para el ciclo 2022-23

Oscar A. Galeana Sánchez

De acuerdo a la tendencia mostrada en la Bolsa de Nueva York, Fernando Celis, de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC), calcula que retrocederá el costo del quintal para el ciclo que se avecina en breve.

XALAPA, VER.- Los cafeticultores de la entidad y de todos los estados productores, esperan en las próximas semanas termine la tendencia de precios altos y se preparan muy a su pesar a negociar con costos bajos la cosecha 2022-23, ya que en la Bolsa de Valores de Nueva York ya se nota dicha tendencia de retroceso, explicó Fernando Celis Callejas, asesor de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC).

De acuerdo al también analista y especialista, a escasas semanas de que inicie la cosecha del café, ya se pronostica serias afectaciones en los precios por lo que se ha visto en las últimas jornadas en Nueva York; los informes señalaron que, mientras en el reciente ciclo 2021-22 los precios del café pergamino fueron provechosos al pagar el quintal en promedio 4 mil 200 pesos, tras las últimas sesiones en el piso de valores en la ciudad estadounidense, cálculos preliminares establecen posibles precios entre 3 mil 200 y 3 mil 500 pesos.

“Se prevé los productores sean castigados con precios bajos en comparación con el ciclo 2021-2022, que tuvo un incremento significativo del kilogramo de café cereza” apuntó Celis Calleja.

Algunas causas para este posible retroceso en los precios altos del futuro del café, se derivan por la fortaleza que en las últimas semanas muestra el dólar frente al euro derivado del conflicto Rusia-Ucrania, que a la par provocan altos precios de los alimentos y gasolinas, provocaría una disminución del consumo mundial del aromático, amén que los pronósticos de la cosecha de Brasil para el próximo ciclo muestra recuperación respecto al periodo anterior afectado por sequías, por lo que habría sobre abasto del grano en los mercados.

Recientemente, los cafeticultores veracruzanos solicitaron agilizar los proyectos pendientes en el Senado de la República, sobre la generación de una nueva ley cafetalera que dicte los lineamientos y favorezca la producción del arábica de excelente calidad y provea precios y comercio justos a los productores para encarar el dominio de las compañías extranjeras en el sector, que a decir de los agricultores, ofrecen al mercado café de mala calidad y barato, en detrimento de sus cosechas.