Cafeticultores chiapanecos piden a candidatos presidenciales más atención a su labor. 

Oscar A. Galeana Sánchez

En municipios cercanos a la Selva Lacandona, productores del aromático se encontraron con la aspirante oficialista Claudia Sheinbaum para insistirle sobre esta actividad, que ha sido prácticamente ignorada en la campaña presidencial. 


Los cafeticultores chiapanecos han expresado su urgencia de recibir mayor atención por parte de los candidatos presidenciales. En una reciente reunión con la aspirante oficialista Claudia Sheinbaum, estos productores, ubicados en municipios cercanos a la Selva Lacandona, hicieron hincapié en la importancia de su labor, la cual ha sido prácticamente ignorada durante la campaña electoral.

Durante la visita de Sheinbaum a los municipios de Chilón, Tila y Las Margaritas, territorios mayormente habitados por población indígena y afectados por la actividad delictiva en meses recientes, la candidata se comprometió a brindar mayor respaldo a los campesinos dedicados al cultivo de café y maíz. En caso de alcanzar la presidencia, prometió implementar esquemas de comercialización para mejorar los precios de los granos, reconociendo así la difícil situación que enfrentan los productores.

A pesar de la promesa de Sheinbaum y la popularidad que demostró durante su visita, Chiapas, el principal productor de café en México, atraviesa por momentos críticos en su productividad. Expertos señalan una disminución del 30% en la producción en el último año, atribuida a factores como la inflación que encarece los insumos agrícolas, la crisis climática que ha provocado sequías prolongadas y el conflicto con las empresas comercializadoras debido a los bajos precios ofrecidos por los granos.

La voz de los cafeticultores chiapanecos es una llamada urgente a los candidatos presidenciales para que consideren su situación y promuevan políticas que apoyen y fortalezcan esta importante actividad en la región.