Cafeticultores de Chiapas alarmados por la sequía 

Oscar A. Galeana Sánchez

TAPACHULA, CHIS. – La prolongada sequía que afecta al estado de Chiapas está causando graves pérdidas en la producción de café, su principal producto agrícola de renombre mundial. Según Ismael Gómez Coronel, presidente de la Unión de Cafetaleros de Tapachula, el calor inusual y extendido ha perjudicado los cafetales a tal grado que se teme una caída de hasta el 80% en las cosechas. Por esta razón, los productores están solicitando al Gobierno estatal y federal que declaren una emergencia para los cafeticultores de este municipio.

El representante agrícola indicó que la sequía ha afectado a más de cuatro quintos de la producción de granos arábiga y robusta. Lamentó el abandono que sufre la agricultura por parte de las autoridades y destacó que los agricultores deben enfrentar como pueden las difíciles condiciones agroecológicas actuales.

Gómez Coronel declaró: «La sequía es consecuencia del cambio climático provocado por la tala inmoderada de árboles y el uso excesivo de herbicidas. Hemos señalado esto en diferentes instancias. Debido al cambio climático, la cafeticultura se ha convertido en un tema prioritario». Insistió en la necesidad de un programa urgente de la administración de la 4T para abordar la problemática del campo, que incluya la sequía y la caída de la productividad de diversos cultivos, además del café.

Según datos de Conagua sobre la sequía en México al 15 de junio pasado, el 73.79% del territorio nacional tenía un nivel de sequía de «moderada a excepcional». Aunque el 3% de la región «frontera sur» no presentaba una afectación especial por la escasez de lluvias, los productores de la región contradicen esta cifra y aseguran que cerca del 50% de su producción se ha perdido. Señalan que el calor extremo secó la floración de los cafetales e incluso los cerezos en proceso de maduración. Aunque las plantas permanecen verdes, no producen a su capacidad total en comparación con años anteriores, cuando los granos eran de mayor tamaño y calidad.

Según la consultora Statista, México registró ventas externas de café superiores a los 433.8 millones de dólares en 2023. Sin embargo, los últimos datos disponibles del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) del SADER federal indican que el área sembrada de café cereza cayó un 0.42% anual, hasta las 698 mil 35 hectáreas. Siendo Chiapas responsable de un tercio de la producción nacional, la sequía es una preocupación significativa para los productores.

En regiones como Soconusco, con 60 mil hectáreas sembradas con variedades arábiga y robusta, el calor extremo ha afectado casi todos los plantíos ubicados por debajo de los 800 metros sobre el nivel del mar. Los cafetaleros instan al Gobierno federal y estatal a apoyar al sector de micro productores, los más afectados por la falta de lluvias.